Los 6 consejos que debes tener en cuenta para convertirte en un docente online

Posted by Jill Phillips on 25/03/20 8:00

Mailing-Hubspot

Estos son los consejos más importantes que debes aplicar para realizar tus clases en línea.

1. Planifica tus clases

Tus estudiantes no están físicamente frente a ti. De hecho, probablemente nunca estarán todos en línea al mismo tiempo. La planificación es esencial para un entorno de aula en línea. Los estudiantes virtuales son diferentes, así que lo mejor es asegurarte de tener tu plan de estudios y materiales claramente establecidos antes de que comience la clase. Esto les dará a los estudiantes la oportunidad de adaptarse a los plazos y otros requisitos que les solicites. Lo más importante es evitar sorpresas a toda costa. Decir: "¡Prueba sorpresa!"en una clase en línea es completamente diferente a que lo digas en una clase presencial, no va a funcionar.

2. Establece un ambiente de trabajo adecuado

Trabajar de forma remota (en general) es el próximo desafío. Sin el ambiente perfecto y una buena cantidad de autodisciplina, quedarse en casa puede convertirse en una pesadilla. Con un poco de planificación, esto se puede evitar. En primer lugar, configura un espacio de trabajo. Si es posible, este espacio debe estar destinado solo al trabajo. Debe ser un sitio amigable y acogedor, pero también debe fomentar un comportamiento laboral productivo. Mantén tu ambiente de trabajo libre de distracciones como la televisión, la presencia de otros miembros de la familia o las tareas domésticas. La iluminación natural y una silla ergonómica pueden ser de gran ayuda para configurar tu entorno de trabajo ideal.

3. Estimula foros de discusiones

Las aulas en línea, como se mencionó anteriormente, funcionan de manera diferente a las aulas tradicionales. Estas aulas pueden aparentar ser frías, por ello, iniciar y alentar discusiones puede ser muy útil en términos de cómo se sienten tus alumnos en clase. Hay una variedad de formas en las que puedes alentar la participación, desde intercambio de opiniones hasta publicar conferencias, asignar material de lectura y monitorear el progreso. Hacer que tus alumnos participen semanalmente, en lugar de simplemente entregar las tareas, es fundamental. La participación de los estudiantes (discusiones planificadas en profundidad, por ejemplo) lleva a tus alumnos a sacar más provecho de tu clase y no solo a buscar una calificación.

4. Comunícate regularmente

Mantener una presencia constante en línea es lo óptimo. La comunicación es esencial en el entorno del aula en línea. Preséntate y haz que tus alumnos también se presenten: intenta aportar calidez y empatía en tu clase, ya que por lo general las clases en línea pueden carecer fácilmente de ello. Asegúrate de que tus alumnos conozcan los mejores métodos y horarios para contactarte, no tener un profesor físicamente frente a ellos puede poner nerviosos a algunos estudiantes. Intenta facilitar esto respondiendo preguntas de manera oportuna y brindando mucha instrucción y comentarios.

5. Motiva a tus alumnos

Todos aprenden de manera diferente, y la motivación juega un papel importante en el proceso de aprendizaje. Mientras que algunos estudiantes se motivan a sí mismos, ya que consideran que aprender algo nuevo es suficiente para estar interesados, otros estudiantes no piensan, ni sienten lo mismo. Piensa en formas de motivar a todos tus alumnos para que aprovechen al máximo la clase. Esto puede incluir dar puntos extra por participación de las discusiones en línea o tareas opcionales. Los plazos también pueden ayudar a impulsar a tus estudiantes más desmotivados. Tu objetivo es encontrar formas de ayudar a los estudiantes a aprovechar al máximo su clase sin el beneficio que aporta una presencia física.

6. Solicita ayuda y comentarios

Tus alumnos pueden brindarte información valiosa que puede ayudar a que su clase avance. Con el gran desarrollo que ha presentado la educación en línea, es probable que algunos de tus estudiantes ya hayan experimentado un aula online anteriormente. Esta experiencia puede ayudarlos a informarte sobre los aspectos positivos y negativos de tu clase. Además de tus estudiantes, también busca y conéctate con otros docentes. La educación es un campo de "intercambio", por lo que estas conexiones podrían resultar invaluables para el mejoramiento contínuo de tus clases.

En general, la educación en línea es una oportunidad maravillosa. La flexibilidad es un beneficio innegable, además de ser una emocionante oportunidad de desarrollo profesional. Investiga y planifica tus métodos, ya que la enseñanza en línea es relativamente nueva y realmente no hay una forma establecida de hacerlo. Con un poco de investigación y preparación, podrías convertirte en el mejor profesor online de tus alumnos.

¡Descarga una guía para aplicar design thinking como educador!